Cuicoterapia

Cuicoterapia

miércoles, 20 de agosto de 2014

El cuico perno


Una clásica charla que se repleta de cuico perno. 


El cuico perno es una versión “soft” de un cuico seduc, o dicho de otro modo, un cuico seduc es el subconjunto más radical o extremo de un cuico perno. De hecho, seguramente son amigos y se conocen mucho entre seduc y pernos. Uso el término perno no en un sentido “nerd” (aunque un poco), sino para graficar un tradicionalismo/conservadurismo/religiosidad que tiene este tipo de cuicos.

El cuico perno no está a la moda. No es que esté pasado de moda, pero su ropa es estándar. Los hombres usan bluejeanes estándar, de corte estándar, color estándar. Usan poleras estándar, aunque generalmente usan camisas, incluso en el fin de semana (y metida adentro del pantalón). El cuico perno no usa zapatillas, y si las usa, van a ser esas de trekking (modelo perno). Normalmente en un fin de semana va a estar con bluejeanes, camisa cuadrillé metida adentro del pantalón, zapatos de cuero (o las zapatillas trekking ya mencionadas), y un sweater escote en V de un color neutro. El cuico perno no usa polerones, o si los llega a usar, igual no son muy estilosos. Tampoco usa hawaianas (de esas tan onderas), ni siquiera crocs. Siempre zapatillas, invierno o verano.

En el caso de las mujeres, la cuica perna no usa jamás pantalones pitillo, sino también bluejeanes estándar de color estándar, generalmente a la cintura (aunque ahora eso está medio de moda), o al menos no a la cadera. No usa botas “equitadoras” encima de los pantalones (porque en esos bluejeanes no cabrían tampoco), sino botines negros o café, de modelo estándar, ese que no pasa de moda, y que los tiene por varios años. A la cuica perna le gusta usar pollera (falda si quieren), larga hasta el suelo, generalmente de algodón y colores neutros (café, negro, gris, beige). En el verano puede ser un poco más corta, a la rodilla como mucho, pero les gustan más los pantalones pescadores con un buen “zapato reina” (que ahora están de moda, pero para ellas son un básico en su clóset por años de años) o alguna chala café o negra con 2 tiras anchas, bien anchas.
Jamás va a tener un corte de pelo a la moda, sino un pelo largo estándar, a lo más con algunos reflejos “que no se noten”, y cuando va a cortárselo, sólo las puntas. Si se pinta las uñas, es poco probable que use un color muy llamativo, probablemente se haga la manicure francesa o a lo más un rojo oscuro. Tampoco se pinta (“maquilla”) mucho, de hecho casi no se pinta, salvo para ocasiones especiales como matrimonios o cosas así. Normalmente usa aro de perla o algún arito discreto de plata con oro o de oro con alguna piedrita. Jamás va a usar algún aro grande con plumas o alguna argolla grande ni menos un aro de feria (o tipo feria, convengamos que las cuicas sobre 30 no van a comprar “joyas” en una feria artesanal). Siempre va a tener una cadenita de oro con una cruz o medallita de la Virgen, y a lo mejor una pulserita discreta también. Anillos, pocos. La argolla de matrimonio con su anillo de compromiso, que es muy estándar también, nada ostentoso ni llamativo, probablemente sea de oro blanco con una fila de brillantes, más separados o más juntos, pero es básicamente el mismo en todas las cuicas pernas.

El cuico perno es religioso, pero no extremo, va a misa todos los domingos (con toda su familia, obvio), en algunos casos participan en algún movimiento como Schönstatt o los Legionarios (excluyo al Opus porque es una categoría aparte como ya saben) o sino participan de actividades de la parroquia o tal vez obras sociales. Al cuico perno le encanta participar en misiones familiares por ejemplo.

 El cuico perno tiene mínimo 4 hijos, que están obviamente en algún colegio católico de alguna de las congregaciones que nombré. Al hijo hombre mayor sí o sí le ponen el nombre del papá, y muchas veces la hija mayor se llama como la mamá. Usan nombres que los cuicos progres usaron 15 años antes, pero que todavía no llegan a usar los cacos o los CME (clase media emergente). Típico nombre de hijo de cuico perno: Lucía, Elisa, Jacinta, Rosario (usan harto nombre religioso también), Domingo, Santiago, Clemente, Pedro. 

El cuico perno no es ostentoso, en eso es muy parecido a su símil seduc. No sale mucho a comer, sino que se junta en casas con amigos. No es muy bueno para el asado. Hacen asados, sí, pero normalmente tienen parrilla a gas y no hay pebre ni nada muy parrillero. Les gusta más comprar comida preparada o bien cocinar algo que hacer un asado.

El cuico perno no toma mucho, siempre mesurados, uno no vería jamás a un cuico perno curado, mucho menos a una cuica perna. La cuica perna es feliz con un pisco sour comprado, y se va a demorar la noche entera en tomárselo. Las cuicas pernas no toman vino (y entre nos, creo que miran feo a las que sí toman(mos)). Los hombres cuicos pernos sí toman vino, pero no son muy fijados en las marcas. De hecho no compran vinos muy buenos, porque no lo valoran, y normalmente en un asado o comida nunca va a haber más de 2 vinos disponibles, aunque sean 10 o más personas. Es muy probable que 1 de los vinos ya esté abierto porque sobró de una comida anterior.

Las casas de los cuicos pernos en general no están decoradas muy modernamente. Aunque sea un matrimonio joven, la mesa de comedor va a ser entera de madera (y no de vidrio, como se usa ahora), los sofás del living medios redondeados (y no cuadrados, o mucho menos de cuero) y probablemente en color crudo, un “bar” de madera, cuadros de paisajes con marco dorado. 

El cuico perno políticamente es bien de derecha y poco tolerante a cualquier rasgo de progresismo ideológico. Entre los suyos, van a hablar de los “fletos” (gay), de los “rotos” (refiriéndose a los socialistas y también a los CME), son bien duros en sus opiniones. En público se cuidan, como todos los cuicos. Pero sí sacan algo de ronchas en cuicos menos pernos, porque son muy cerrados en sus pensamientos. No pueden tolerar que alguien no piense igual que ellos, y lo hacen saber, pudiendo entramparse en discusiones bastante acaloradas con otros cuicos no pernos. Y después de esas discusiones, dejan de juntarse con ellos. Como digo, el cuico perno es muy cerrado y tiene un círculo de amistades muy estrecho, donde pueda hablar a sus anchas de lo que piensan ellos y sus amigos.

Al cuico perno le gusta jugar fútbol en ligas. Es como su “escape”, y se junta con otros cuicos pernos todas las semanas a jugar fútbol. Eso sí es difícil que después se vayan a tomar unas “chelitas” (jamás dirían chelitas en todo caso). Fútbol y a la casa. Al cuico perno no le gusta mucho tomar, ya les dije.

La cuica perna es buena para la charla. Le encanta ir a charlas de formación valórica, de algún experto en educación de los hijos (de los “niños”), de cómo fortalecer el matrimonio, etc. Va con amigas, o a veces también va con el marido. Y usan mucho las enseñanzas de la charla para conversar después, para ir mejorando como matrimonio, como papás, como lo que sea. Les gusta aprender cómo ser mejores personas, siempre en el contexto de sus valores y estilo (¡no es que vayan a ir a una charla de Salfate!).  De hecho, la cuica perna muchas veces hace cursos de algún tema valórico, cursos de biblia por ejemplo, en los centros de formación que tienen las congregaciones (Familia Unida, por ejemplo) o a veces en la misma parroquia que frecuentan. También es fanática de la revista Hacer Familia, donde saca también muchos tips para la educación de sus niños.

El cuico perno no viaja mucho. Sí puede salir una vez al año, o tal vez para algún aniversario de matrimonio, pero en general no viaja mucho. En las vacaciones pueden ir a distintos lugares, pero es muy probable que vayan con un grupo de amigos (como ellos, se entiende), donde puedan estar tranquilos, los niños jugar entre ellos, y hablar de las cosas que a ellos les interesan, lejos de la contaminación actual del mundo (contaminación = liberalismo).


El cuico perno en el fondo es un poco anacrónico, ellos de alguna manera viven unos años atrás, con valores más extremos que el resto. Van unos pasos más atrás en términos de liberalidad y modernidad, y es por eso que no les es fácil juntarse con cualquier persona, y se refugian entre su círculo más íntimo. Felizmente para el cuico perno, todavía existen muchos como ellos, por lo que pueden seguir tranquilos con su estilo de vida, aunque sea en la intimidad de su casa, la de sus amigos, o la Parroquia.

30 comentarios:

  1. Creo conocer a varios personajes de este estilo. Eres muy observadora y retratas muy bien los distintos "estereotipos cuicos". Felicitaciones, me entretiene mucho tu blog.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja eres genial!

    ResponderEliminar
  3. que lateros los cuicos pernos!

    ResponderEliminar
  4. CUICOS PERNOS: GENTE REPRIMIDA Y CAGADA DE MIEDO (POR ENDE, SUTILMENTE VIOLENTA).

    ResponderEliminar
  5. Seca Josefina!
    Para la próxima, podrías tirar una serie sobre "comunas o lugares cuicos" para describirlos con los perfiles de "cuicos": Vitacura (cuico supremo y otros), Las Condes (de todo tipo de cuicos, hasta el "perno" si se quiere), Lo Barnechea y Chicureo (cuico consolidado, joven), La Reina (progre), Ñuñoa (abajista), Providencia (mezcla de progre, abajista, seduc y otras), los que hay en Huechuraba, Peñalolén y los cuicos "rurales" como en Buin, Pirque, etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja...apoyo esta moción! Muy bueno tu blog de todas maneras Jose!

      Eliminar
    2. Excelente, en Buin, Linderos y Paine ya no sólo hay cuicos agrónomos, sino que podemos encontrar de casi todas las especies. Escasean los supremos, pero todavía hay algunas casonas por aquí y por allá.

      Eliminar
    3. El cuico rural vive en un oasis. No cachando que su micro círculo va camino a la extinción.

      Eliminar
    4. Josefina, lo que describes no tiene nada de cuico, perno o ñoño quizás. Más que perno católico parece canuto...y bien clase media compuestito.. Eso de cuadros de paisaje con marco dorado... Mmm..salvo que sean de algún pintor conocido.. (más antiguo)

      Eliminar
  6. Jaaajajajaja
    Como siempre buenísimo Josefina!
    Enhorabuena!
    Besos,
    Qstomizate

    ResponderEliminar
  7. guajajajaja mis viejos! es la descripción exacta de mis viejos ... faltó eso si que siempre tienen un amigo cura al que literalmente lo persiguen, van a todas sus misas, encuentros, charlas, etc

    seca josefina!

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja buenísimo! Porfa haz uno del cuico conservador pero que no calza dentro del Seduc ni del perno

    ResponderEliminar
  9. Buena Jose
    Que valiente de esos hay hartos en el colegio de tus niños o no?
    Tirate uno con el cuico liberal que dice que se apestó de la iglesia, los cuicos pernos y el cartuchismo pero no sabe como salirse porque los colegios abs no le gustan porque a la hora de la verdad los encuentran muy mezclados

    ResponderEliminar
  10. Me río tanto!!
    Te encuentro súper.
    Me gustaría que más adelante hablaras de los cuicos del Club Palestino y los Cuicos del Club Hebreo. Conocí a varios en la Chile y muchos de ellos "no se mezclan" entre ellos (...) ni mucho menos con los que no somos cuicos. ^_^

    Saludos!!
    Genial tomar la vida con humor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El único problema es que el resto de la élite no ve a la comunidad judía como parte de ellos. Los judíos son una rara avis (por ejemplo, ver la página 78 del link)

      http://www.facso.uchile.cl/publicaciones/sociologia/articulos/28/2804-Huneeus.pdf

      Eliminar
    2. Y en el caso de los árabes, han avanzado, a punta y codo, hacia el reconocimiento social, pero siempre queda la duda... la vinculación con el estadio Palestino no es un plus

      Eliminar
    3. Habría que decir que para muchos cuicos que sus hijos se casen con árabe (que por supuesto les dicen peyorativamente turcos) o con judío, equivale a hacerse el harakiri.

      Eliminar
  11. Hay que ser cuico para entender y reirse con este blog, Como estoy lejos de ser cuico no cacho na y no le encuentro ni una gracia

    ResponderEliminar
  12. Muy bueno!!!
    Podrías hacer una columna con los cuicos de regiones y los cuicos de colonia.
    Slds

    ResponderEliminar
  13. deberias hacer un analisis del CUICO MOTOQUERO, ese que ya tiene a todos sus hijos en la u, que toma chela y conoce todos los vinos habidos y por haber, que le gusta viajar, le gusta el campo, usa el pelo largo y barba y ama mas a su harley que cualquier riqueza que tenga.

    ResponderEliminar
  14. jajajaja, va muy bien el blog.

    Me deprimieron los cuicos pernos.

    ResponderEliminar
  15. Genial, me encanta el blog, me he reído con todos.
    Lo que todavía falta es una tipología del cuico gay. En verdad, no sé si conoces muchos y, en cualquier caso, tienen que salir de tus observaciones.
    Igual encuentro que, siendo uno de ellos (pa que estamos con cosas), los cuicos gay dan mucho que hablar. Como la dicotomía entre opinar (y a veces, hablar y hasta vestirse) como una vieja cuica y estar rodeado de cuicos progre. O la experiencia de ser coleccionado por la cuica progre. También, el amigo de la vida cuico seduc/perno que te defiende con sus respectivos amigos seduc/pernos porque uno "es súper buena persona". Y por supuesto, el circuito cuico gay que incluye al restaurante El Toro, el gimnasio de la Madonna y H&M, puros lugares donde igual se llena de cacos gay, con los que el cuico gay está obligado a convivir porque "el mundo gay (cuico) es súper diverso, pero al final uno se acostumbra y es hasta bacán".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diría que el cuico gay tiende a ser desfachatadamente fijado. Por decir algo, si entras en conversación con alguno en una red social ad hoc, poco vas a conversar para cuando te hayan preguntado de dónde eres. En serio, es regla. Personalmente soy de la opinión de que el nivel cultural de alguien se refleja en todo y que la pregunta es absolutamente redundante... Allá donde viva, creo que poco importa.

      Eliminar
    2. Los cuicos gay que yo he podido identificar, se originan en el tipo de familia cuica de la cual provienen, los seduc son según mi experiencia los que peor lo pasan, onda pastoral vocacional, pues si se les nota mucho... a Europa las maletas. Los progre están salvados hasta se agarran gays humildes siguiendo ese afán de la mezcla no-mezcla, cuando bajan a carretes populares, pero terminan buscando a sus similares. Son deportistas: corren, nadan, hacen yoga, no son de gym tradicional. Les cuentan a sus padres más o menos temprano, quienes tienen amigos gays y hasta familias homoparentales amigas. Los pernos, son los que terminan casados y tirándose tipos a escondidas, las lesbianas pernas, llevan como la mayoría una doble vida ultra secreta, para ellas vivir fuera de Chile es la salvación. En ciertos círculos se admite al hijo gay con pololo, siempre y cuando sean masculinos y vayan a misa, no hablen del tema y no se toquen en público. Una regla tácita pero bastante extendida, considerar además que son espacios familiares que se caracterizan por tener más de tres niños entonces "la paternidad truncada" es drama familiar. En el mundo de los gay cuicos, muchos fueron enviados al sicólogo o sus padres fueron a terapia o hablaron con el cura amigo buscando causas y culpabilidades de que el niño haya salido fino, no le guste el rugby y tenga mejor amigo, que tampoco pololea hace años.

      Eliminar
  16. JAJAJA muy bueno !!!! me desesperan lo fomes q son!!!
    Podrias hablar de colegio gringo q son mucho mas de viajes, ir por el fds a NY, se casan entre ellos, tienen casas enormes en san damian, lo curro o la dehesa. etc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena! Esos también son bien guetto.

      Eliminar